mapadelsitio Enlaces a sitios web amigas
 
 
Detalle de Noticias
 
   
  ENTREVISTA “Hay que entrarle al tema municipal” (Fuente: El Diario de Hoy)
 

Los más de nueve años en COMURES permiten a Carlos Pinto, Director Ejecutivo, manejar al dedillo los temas que apremian a los gobiernos locales: descentralización, transparencia y fortalecimiento, entre otros. Aunque reconoce avances en algunos campos, lamenta que el matiz político en instancias centrales de gobierno evite el despegue municipal.

Las alcaldías todavía dependen del tejido administrativo central del gobierno. La autonomía edilicia es sólo una esperanza; la llamada descentralización municipal, que debía transformarse en mayores responsabilidades para los gobiernos locales, sigue en pañales. Y mientras las comunas no avanzan, las necesidades de los habitantes siguen sin satisfacerse.
Todo tiene relación, sostiene Pinto. “Hemos planteado reformas al Código Municipal para conceder más autonomía a las alcaldías... Hemos presentado una revisión a los fondos FODES, para hacer un reparto más justo. Hasta ahora seguimos esperando una respuesta”, concluye.
El director ejecutivo de la Corporación de Municipalidades hizo, para Vértice, un recuento de los puntos pendientes en materia municipal. Algunas temáticas han permanecido “engavetadas” durante años y todo apunta que seguirán así.
El matiz político, sobre todo el que impera en la Asamblea Legislativa, impide avances en los temas municipales.

Vértice: ¿Cuáles temas se vienen arrastrando?
Carlos Pinto:
El tema de desechos sólidos nos preocupa. Hace un año o año y medio fuimos a Medio Ambiente y con todas las municipalidades colaboramos a hacer un diagnóstico ambiental sobre los servicios municipales. De ese diagnóstico han salido un montón de recomendaciones.
El punto es cómo le entramos a las soluciones en los municipios... Nos preocupa porque debe de demostrarse la responsabilidad del gobierno municipal y del gobierno central en el tema de los desechos sólidos.

En su plan de acción 2003 hay 15 grandes temas para resolver ¿cuáles son los más prioritarios?
Lo que se ha analizado es la modernización del sistema administrativo y financiero, ya no son cinco centavos los que manejan las alcaldías; el tema de la participación ciudadana y la transparencia; el adecuamiento o armonización del marco legal y no solo del Código Municipal. El otro tema importante es la descentralización.

¿Por qué modernizar los sistemas administrativos?
Administrativos y financieros... Hace cuatro años, el dinero para las municipalidades era menos del uno por ciento del FODES, pero se elevó al seis. Además del FODES hay otras fuentes de recursos municipales, como la recaudación de fondos. Ahora, si usted tiene el sistema administrativo y financiero ordenado, moderno, puede diversificar sus procesos de captación: recuperar mora, ampliar la base tributaria, etc.
Segundo, hay cada vez más expectativas del mismo gobierno central, de hacer un aliado estratégico a las municipalidades. Las municipalidades vienen avanzando en un proceso, al que hay que inyectarle energía.
Hay alcaldes o autoridades que tienen voluntad de invertir.... pero hay que acelerar el proceso para que haya una mejor capacidad de inversión y control de lo invertido.

Imagino que en lo del control se incluye la rendición de cuentas...
Ese es otro tema que con gusto voy a hablar en el punto de la participación ciudadana.

La participación ciudadana es el segundo tema que mencionó...
De un solo le digo ¿el por qué modernizarse? Porque si usted quiere ser más transparente, con la participación de los ciudadanos, no se trata solo de decir yo soy más transparente en lo que hago... Hay que tener ordenada la casa para tener el ‘con qué’ ser transparente.
A nivel de la participación ciudadana existen mecanismos como: elaboración de presupuesto de inversión participativamente, ejecución de obras e inversión con fiscalización social, rendición de cuentas, y si usted no lleva ordenada la casa ¿cómo va a rendir cuentas?
Antes existía el temor de que la gente colmaba las municipalidades de peticiones y había muy poca capacidad de respuesta.
Ahora, si yo le digo a la gente lo que tengo y los invito a que decidamos lo que vamos a hacer con lo que tenemos, entonces la gente toma conciencia de que la municipalidad quiere hacer más, pero no tiene posibilidades financieras. Aquí viene el otro tema, ¿por qué estamos proponiendo que las municipalidades con participación ciudadana asuman cada vez más competencia? No lo hacemos porque seamos románticos y creamos que sean lo mejor, la idea es que a nivel municipal hay más ventajas, con la participación ciudadana, de ser más eficiente en la prestación de servicios.

El otro tema que destacó en importancia es la armonización del marco legal ¿qué significa esto?
En términos generales, en el país hay una cantidad grande de leyes y al final los salvadoreños estamos confundidos sobre cuales son mis obligaciones y mis atribuciones con el gobierno municipal.
Tenemos tres niveles o tres situaciones típicas, algunas (leyes) claras, otras confusas y otras que evidencian vacíos, que en muchos casos están llenando las municipalidades, pero más con buena intención o buena voluntad que por un mandato legal y entre esas leyes está el Código Municipal.
Yo, como ciudadano que pago mis impuestos, debo saber a que está obligado a darme el municipio. Hasta hace cuatro años para atrás, es increíble, pero la institución que más había invertido en escuelas habían sido las municipalidades.

¿Están potenciando una reforma al Código Municipal?

Ya la presentamos hace dos años. En estos dos años apoyamos a la Asamblea a estudiar esta propuesta pero, obviamente, quien legisla en este país es la Asamblea y la Asamblea decidió qué entraba a esta primera generación de reformas.
Nuestra propuesta concreta no salió como la hicimos ni en la cantidad ni en la calidad que la hicimos.
Nuestra propuesta era un análisis que hicimos, participativamente, del Código Municipal y paralelamente habíamos planteado reformas a otras leyes.
Nuestra propuesta no llevaba solo contenido sino una propuesta metodológica: planteamos la necesidad de que participaran diversas instituciones en este análisis, participó el ISDEM, el FISDL, se invitó a representantes de Casa Presidencial y al final pues, usted sabe, la Asamblea toma decisiones políticas. El último paquete fue político-legislativo.

Llegamos al punto de por qué avanzan o se detienen algunas propuestas donde se involucra la política...
Sí, la mayor cantidad de decisiones por las que trabaja COMURES son decisiones políticas pero de política pública. La reforma del Código Municipal es una reforma de política pública, que la toman los políticos de la Asamblea con una visión partidaria.

¿Los alcaldes actúan con esa misma visión: político-partidario?

Las municipalidades, los gobiernos de turno, son decisiones políticas que resultan de procesos democráticos. Las personas que llegan allí llegan por un partido político, pero no son políticos partidarios.
El fenómeno que se ha dado en las últimas dos elecciones, con más claridad en esta última, es que se habla más de agendas municipales que de agendas legislativas.
Creo que los partidos han entendido que la forma de hacer política es a través de resultados y antes del seis por ciento, antes que hubiera más fondos para las comunas, poco se le apostaba al trabajo municipal. El panorama sí ha cambiado.

¿Cree que en verdad han cambiado las cosas?

Mire, independiente a la agenda de COMURES, independientemente al partido de donde sean los alcaldes, los problemas existen en los municipios y pueden ser los mismos que los de otro de la misma categoría , entonces pasa que una decisión política, que es la elección de los alcaldes, pasa de lo partidario y trasciende hasta lo público.
En otras palabras, si los alcaldes comprenden que deben resolver ese o esos problemas, comprenden que trabajar les va a hacer a su gestión, a su municipalidad, independientemente si son del FMLN, ARENA o PCN.
Los ciudadanos piensan de esta forma: si la administración municipal del momento soluciona mi problema, me va a dar mayores servicios, esto obviamente va a significar una permanencia o una ventaja a la persona que llega allí, obviamente como resultado de un proceso político eminentemente electoral.

“Debe adecuarse el marco tributario”

Más de 100 millones de dólares en concepto de fondos FODES distribuye el gobierno central a las alcaldías del país.

La ayuda oficial recibida por las comunas debe ser redistribuida a manera de ayudar “más a las comunas que más lo necesitan”.
Además de los fondos oficiales, COMURES sugiere una actualización del marco tributario: tasas e impuestos, en especial para los municipios que tienen más posibilidades de recaudación.

¿Avanzan más los municipios grandes considerando que tienen más fondos?
Eso no lo sabemos con certeza.

Pregunto porque los pequeños podrían no avanzar debido a sus problemas...
Sí avanzan los pequeños, por ejemplo, los municipios del norte de Morazán tenían un proyecto interfronterizo con los gobiernos de El Salvador y Honduras... El hecho de tener programas compartidos los hizo avanzar. Optaron por asociarse.

¿Han pedido redistribuir el FODES?
Claro, hicimos el planteamiento hace dos años.
Si adecuamos el marco tributario, con una propuesta que hicimos en la Asamblea, donde planteamos que algunos municipios incluso deberían dejar de percibir FODES o algunos otros bajarle porque tienen más condiciones, más riqueza, para destinar más subsidiariedad a los que perciben menos y que obviamente tienen una situación más difícil de despegue hacia el desarrollo, obviamente las cosas cambiarían.

¿Han logrado establecer los presupuestos que requiere cada municipio?

No, las cosas se vuelven complejas considerando las características propias de los municipios...

Copyright 2002 El Diario de Hoy - Derechos Reservados. vertice@elsalvador.com
Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de su titular.